viernes, 10 de mayo de 2013

Aparatos de alarma

Todos hemos visto, en todos los trenes, esos cacharros que tienen una palanca, o manilla, o argolla o algo de color rojo con un cartelito al lado que dice: "ALARMA. No usar salvo causa justificada" o algo parecido.

Bien, pues hoy vamos a hablar de esos aparatitos y de cómo actúan en el tren y qué consecuencias tiene el uso de los mismos.

Los tiradores de alarma se empezaron a instalar muy pronto en todos los trenes de viajeros para que, si había algún problema, éstos pudiesen avisar al personal del tren, o pudieran detener el mismo. Antiguamente estos aparatos estaban directamente conectados a las tuberías de freno, de tal forma que al accionarlos se producía el frenado automático del tren. De ahí viene la famos frase de la "causa justificada", y es que se producen retrasos cada vez que alguien lo acciona.

Tirador de alarma de la UT 440-096 preservada por la Asociación de Amigos del Ferrocarril de Madrid, La foto es de un amigo que prefiere permanecer en el anonimato y está tomada en mayo de 2013.

Durante muchos años, ésto fue así, pero con la incorporación de la electrónica en los trenes, se ha sustituido por un interruptor eléctrico, que activa una electroválvula y una alarma en la cabina del maquinista.
Aparato de alarma de una UT 446, tercer lote de Renfe. Foto mía en mayo de 2013. 

Hay que decir que, una vez accionado el aparato, hay que rearmarlo para que vuelva a funcionar con normalidad, o sea, que si tiramos de una alarma, tendrá que venir el maquinista o el interventor a rearmarlo para poder seguir la marcha. No siempre, como veremos a continuación.
Aparato de alarma de un tren de la serie 2000 de Metro de Madrid. Foto mía en mayo de 2013.
Las razones para tirar de una alarma pueden ser muchas y variadas, pero pensad que el tren se detiene, por lo que debe ser una razón de peso para parar un tren, como por ejemplo, un viajero atrapado en una puerta. Desde aquí hago un llamamiento al uso responsable de estos aparatos que sirven para que estemos un poquito más seguros.
Aparato de alarma de una UT 465 (Civia) de Renfe. Foto mía en mayo de 2013.
Os dejo este vídeo de un anuncio de la SNCF (la "Renfe" francesa) en la que se puede ver un ejemplo de uso incorrecto de la alarma con un toque de humor: http://www.dailymotion.com/video/x2sex1_sncf-monsieur-lesec_fun

Pero en los trenes modernos, no siempre que accionamos la alarma se para el tren. Imaginaos que vamos en un tren de Alta Velocidad, a 300 km/h, y alguien acciona una alarma por la razón que sea, y el tren se queda parado dentro de un túnel, o en lo alto de un viaducto... ¿Qué hacemos? En estos casos no es conveniente que el tren se quede parado en cualquier lugar, sino que es preferible que lo haga en un lugar más seguro, por lo que pueda pasar.

Por eso, el ERTMS, que ya hemos visto en esta entrada cómo funciona a grandes rasgos, le indica al tren cuáles son esos sitios de "parada prohibida". Bueno, realmente prohibida no, pero al menos "no recomendada". Cuando el equipo de a bordo del tren recibe esa información, automáticamente anula la parte de la alarma que frena el tren de inmediato. De esa forma, el tren no se parará hasta que llegue a un lugar seguro. Eso sí, al maquinista le sigue saltando la alarma en su cabina. En algunos casos, el maquinista puede anularlas manualmente (insisto, anula sólo la parada de emergencia).

Hemos dicho que las alarmas tiene que rearmarlas alguien a mano. Y eso puede ser un inconveniente bastante grande, por ejemplo, cuando el tren va en doble composición, y no hay personal en la rama de atrás. En este caso el maquinista tendría que bajarse del tren, ir hasta el aparato accionado, rearmarlo y volver a la cabina para reanudar la marcha. Y eso, en según qué sitios, puede resultar peligroso (mismo ejemplo de antes de túneles o puentes). Para evitar esto, los maquinistas tienen un dispositivo especial con el que pueden anular la alarma y reanudar la marcha en condiciones degradadas, es decir, que no podrán circular en condiciones normales. Y sólo lo podrán hacer hasta llegar a un sitio donde resulte seguro reponer el aparato de alarma.

Pero, ¿cómo sabe el maquinista cuál es la razón para haber accionado la alarma y si puede continuar la marcha?

Junto a todos los tiradores (en los trenes modernos) hay un intercomunicador que, de inmediato, conecta al maquinista con ese aparato en concreto, para que las personas que han accionado esa alarma puedan contarle al maquinista por qué lo han hecho y así el maquinista pueda decidir si se puede seguir o no.

Ahora os voy a poner un ejemplo: Vais en un tren sin interventor y veis que un viajero tiene un desvanecimiento. ¿Tiraríais de la alarma?

Os emplazo a que contestéis la pregunta en los comentarios y, a ser posible, digáis vuestras razones para hacerlo o no.

9 comentarios:

  1. Por supuesto que no tiraría de la alarma ya que lo unico que lograría es retrasar la llegada del tren a la siguiente estación donde el viajero sí podría recibir atención médica. En primer lugar intentaría socorrer al viajero, y en segundo lugar contactar con el maquinista para que obrase en consecuencia, acordando la evacuación con el puesto de mando. Si el maquinista pasa de abrir la puerta o de hacerme caso, llamaría con el móvil al 112 y alabado sea Dios.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. El uso de los sistemas SAFI (Sistema de Alarma con Frenado Inhibible) como el que por ejemplo equipan algunas locomotoras de la serie 252 no está exento de un riesgo. En Reino Unido, se ha demostrado que su uso por parte de los maquinistas en varios accidente, puso en peligro la integridad del tren, especialmente en el caso de un descarrilamiento por rotura de la mangueta de varios ejes, en el que el maquinista, al creer conveniente no deternerse en un trinchera actuando sobre el SAFI y llevando el tren en deriva a una velocidad de unos 110 km/h con varios ejes descarrilados, durante una distancia de cuatro kilómetros.

    ResponderEliminar
  3. Hola a todos:
    Yo comunicaría e infomaría al 112 la incidencia pero no dentendría el convoy con la palanca de emergencias para que 112 y maquinista concuerden lugar de parada para la intervención de la asistencia médica.

    ResponderEliminar
  4. Yo llamaría al 112 para que enviaran una ambulancia a la siguiente parada.

    ResponderEliminar
  5. Yo tiraría en la estación o parada, la evacuación de una persona en peso muerto no es algo que se haga en 20 segundos, en marcha ni de coña. Y si hay forma de comunicarse con el maquinista, sin accionar ningun tirador mejor, pero me imagino que habría mucho "gracioso"suelto,como ya lo hay.

    ResponderEliminar
  6. ¿Sabes por qué no se indica que el tirador de alarma activa los frenos? ¿El fabricante quiere ocultar este efecto? ¿O piensa que los pasajeros son tontos y se van a despistar por ello?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Perdona la tardanza en contestar. En los trenes más antiguos, en los letreros junto a los aparatos de alarma, sí pone que el tren se parará. Supongo que se retiró porque, tras tantos años, todo el mundo lo sabría. Además, es algo recurrente cómo en el cine o en la televisión, cada vez que sale alguien tirando de la alarma, salen imágenes de las ruedas del tren bloqueadas y echando chispas (spoiler: eso es mentira, en trenes modernos es raro que se bloqueen las ruedas y más aún que echen chispas así). De ahí que, probablemente, se haya quitado esa referencia porque es algo que "todo el mundo sabe". Igual que todo el mundo sabe que si pulsas el botón de la alarma de incendios, sonará un timbre.

      Eliminar
    2. Alguien puede decir si, en los tranvías modernos, en cuanto se acciona la palanca el tranvía frena automáticamente (con mayor o menor intensidad) o es el conductor el que en función de las circunstancias decide frenar o no?. Pensemos en una situación de cuatro gamberros o borrachos que tiran de la palanca, frena el tramvia o bien el conductor tiene la posibilidad de no frenar o, bien, de modular la intensidad de la frenada ?

      Eliminar
    3. En los tranvías modernos desconozco cómo funcionan exactamente, pero me imagino que de forma muy similar a la de los trenes. Al accionar el aparato de alarma, se aplica el frenado de emergencia. Imagino que en los tranvías será igual. No obstante, como comentaba en la entrada, hay casos en los que puede inhibirse la acción de la alarma sobre el freno de emergencia. En algunos trenes permite continuar la marcha normal (pero sabiendo que has inhibido la alarma y por tanto una de las medidas de seguridad del tren) y en otros sólo permite la marcha en modo degradado (a velocidad reducida, sólo permite la inhibición durante un tiempo y luego vuelve a actuar...). Pero esos dispositivos de anulación o de inhibición sólo deben usarse de forma reactiva, es decir, cuando sea necesario tras una activación de la alarma. No pueden usarse de forma preventiva (para evitar el gamberrismo, como propones) porque estás privando a los viajeros del único elemento de seguridad que tienen a su alcance. Además, todas las acciones sobre mandos del tren quedan registradas en los registradores del tren (las mal llamadas "cajas negras") y un uso indebido de la inhibición de las alarmas puede conllevar una sanción por parte de la empresa ferroviaria.

      En los foros oportunos se está estudiando la posibilidad de que los aparatos de alarma sean simplemente intercomunicadores con el maquinista para alertarle de una situación de emergencia y que él, como conocedor de las circunstancias que afectan al tren, decida si se detiene o no. Pero ésto, a la vez que tiene ventajas incontestables (acabas de una vez con el vandalismo), tiene serios inconvenientes (como que si de verdad hay que detener el tren pueden perderse unos segundos preciosos). Otra de las posibilidades que se está estudiando es que las alarmas sólo frenen el tren cuando éste circula a baja velocidad, siendo el maquinista el que decide si se activa la alarma a altas velocidades.

      Veremos cómo acaba ese debate.

      Eliminar